Una histórica sentencia del Supremo, abre la puerta a la extinción de las pensiones a los hijos mayores de edad que no quieren a sus padres.

Las pensiones alimenticias de los hijos mayores de edad podrán dejar de ser obligatorias si resulta que los beneficiarios tienen una mala relación con el progenitor que les está costeando la ayuda. ¿Si rechazas el vínculo con tu progenitor, también deberías rechazar su ayuda?

Para determinar la extinción de la pensión, deberá probarse la ausencia de relación familiar.

Actualmente el Código Civil establece que los padres deben seguir proporcionándole la manutención a sus hij@s hasta que estos sean independientes económicamente sin especificar ninguna edad. Por manutención no sólo se entiende la alimentación, sino también los gastos derivados del vestido, la asistencia médica o los estudios.

Según los artículos 152.3 y 152.5 del Código Civil, si la falta de ingresos del hijo proviene de una “mala conducta o falta de aplicación al trabajo”, se podría revisar esa ayuda, ya que el hijo no está mostrando ningún interés por formarse o entrar en el mercado laboral. Así pues, los hijos ninis o los conocidos como estudiantes eternos van a tener una razón más para encontrar trabajo tras esta histórica sentencia del Supremo.

En Estruch Abogados y Consultores te informamos y asesoramos. Contacta con nosotros aquí